viernes, 2 de mayo de 2014

Apuntes breves sobre Spinoza IV (el Dios de Spinoza no puede realizar milagros)

El Dios postulado por Spinoza, que por la Proposición XVII  de la Ética demostrada según el orden geométrico “obra en virtud de las solas leyes de su naturaleza”, no puede realizar milagros; no obstante, no deja de ser omnipotente:



·         Para Spinoza no hay milagros porque en el obrar divino no hay voluntad de dios, sino actividad causal necesaria de dios.

·         En dios no hay querer, no hay diferentes momentos del obrar

·         Un milagro significaría que un efecto no se siguiera de su causa, como si dios pudiera (por voluntad) suspender el natural despliegue causal de su naturaleza, lo cual es imposible por dos motivos: porque dios no tiene voluntad y porque su naturaleza es necesaria.

·         El corolario I de la prop. XVII afirma que “no hay ninguna causa intrínseca o extrínseca que lo incite a obrar a no ser la perfección de su naturaleza”, y el corolario II de la misma proposición,  que “dios es causa libre”

·         En el escolio de esta misma proposición se menciona la crítica a esos otros religiosos que creen que la libertad de dios reside en que éste tiene la posibilidad de hacer que cosas necesarias según el orden de la naturaleza no sucedan, como si pudiera hacer que la suma de los ángulos internos de un triángulo no sumara 180°, o que dada una causa no se siguiera un efecto. Pero ni el entendimiento ni la voluntad pertenecen a la naturaleza de dios.

·         Y así como de la naturaleza del triángulo se sigue desde la eternidad y para siempre que la suma de los ángulos internos es igual a dos rectos, de la infinita naturaleza de dios se sigue siempre y con la misma necesidad infinitas cosas de infinitos modos: todas las cosas, por lo cual la omnipotencia de dios ha estado en acto desde siempre y así permanecerá eternamente.

1 comentario:

  1. EXCELENTE SINTESIS DELOSMAS GRANDES PENSADORES.OS FELICITO.OSCAR

    ResponderEliminar